miércoles, 11 de abril de 2018

Danger games


Me tienen algo tenso últimamente estos tres...

Por no poner sus nombres de forma explícita les llamaré en clave: el señor Orange, el señor Vodka y el señor Eastman.

El señor Orange es un tipo al que le gusta chulear y amenazar. Cuando no provoca al señor Eastman, provoca al señor Vodka. Cuando el señor Vodka, que también es un tipo con las ideas claras, se pasa de la ralla en tierra ajena, al señor Orange le falta tiempo para saltar y decir que qué se ha creído el señor Vodka. Y el señor Eastman a su rollo, haciendo pruebas de lanzamiento no para explorar el espacio sino para decirle al señor Orange que él puede apretar un botón y atacar sus dominios en un plis. 

Total, que los tres gallitos van a la brega, amenazándose unos a otros. Y un montón de países en medio de este fuego verbal cruzado, cruzando los dedos para que la sangre no llegue al río.

La verdad es que solo son tres, pero nos pueden montar un apocalipsis tan bien como los cuatro famosos jinetes.

Pero me da que las cosas son más complejas de lo que parecen. Por ejemplo, lo de las elecciones de 2016 que llevaron al señor Orange a su actual privilegiada posición, en la que parece que gente del señor Vodka tomó cartas en el asunto. Y el señor Orange diciendo que la gente del señor Vodka pudo haber hecho algo pero hubo otras partes implicadas. Y declarando alguna vez, incluso, que él y el señor Vodka se llevan bien. Hay una gran diferencia entre lo que vemos entre estos dos señores y lo que recuerdo que percibía siendo un chaval entre un actor famoso y un señor calvo con una característica mancha en su descubierta cabeza. Esos dos sí que se llevaban bien, dentro de la diplomacia. ¿Qué debe haber detrás, me pregunto, en caso de que la gente del señor Vodka haya metido mano en las elecciones del 2016 en tierra del señor Orange?

¿Y ahora con lo de Síria? ¿Operaciones breves (no a largo plazo) conjuntas del señor Orange con la señora Maya y el señor Macro? ¿Para hacer exactamente qué? Cuando es evidente que no hay un interés real en resolver lo de Síria (llevan 7 años demostrándolo, y ahí siguen aún). Cuando es evidente que el AEI es utilizado como excusa por todos para, o bien no hacer nada, o hacer algo de cara a la galería sin hacer realmente nada que ayude a arreglar las cosas. No entiendo nada. Una vez leí un texto que explicaba los entresijos de lo de Síria, pero la conclusión era que nada quedaba claro, ni siquiera quiénes eran los buenos y quiénes los malos. Imagínense vuesas mercedes lo enrevesado de la situación. Muy triste, la verdad.

Y ahora viene el temor más temeroso de todos. No quisiera pensar en ello, porque entonces me entra la depre total. Pero... ¿y si...?

Una cosa está clara. La Segunda Guerra Mundial le vino muy bien a la tierra del señor Orange. Pasaron de estar en una crisis económica muy bestia que duró casi dos décadas a tener una economía de la leche. Y eso fue gracias a toda la movida de hacer armas y vehículos militares para guerrear y liberar al mundo del Eje del Mal hitleriano y japonés. Que sí, que todos se pasaron varios pueblos, Hitler el que más, y menos mal que nos pudimos librar de él. Pero la tierra del señor Orange, de rebote, salió muy pero que muy beneficiada. Asco de economía y cómo funciona (o asco de ser humano, que al final busca dinero y poder, sin importarle si por el camino deja el planeta hecho una mierda o una ristra interminable de cadáveres).

Pues eso. Repito: ¿y si...? ¿Y si el señor Orange está echando leña al fuego para ver a quién incendia primero, nos montan entre unos y otros otra Guerra Gorda, y al final, el pueblo vencedor, si es que queda alguno, se lleva la pasta? Y si es así, ¿quién se cabreará? ¿El señor Vodka? ¿El señor Eastman? ¿Los dos a la vez? Pirómanos todos ellos, nos van a llevar directamente al Ragnarok. La mejor estrategia de aliens invasores como por ejemplo los de Independence Day o La guerra de los mundos sería, en ese caso, esperar a que nos destruyamos nosotros solitos. Somos así de idiotas.

Qué miedo me dan. Los tres. El señor Orange, el señor Vodka y el señor Eastman. Y las madres que los parieron y sus mulas "toas". Desagraciados.

Kamechan

Lo que el viento se llevó... de un sitio a otro

Buenas.

Pues ya que hace lustros que no cuento aventurillas domésticas de la KH (si habéis leído el post de hace 2, es decir el número 199, sabréis que a mi NKH he pasado a llamarla KH porque ya tiene una edad), he decidido escribir la última por aquí.

Han pasado unas cuantas, claro, pues desde el 2011 hasta hoy ya son años... En 2012 me entraron a robar por una conjunción de catastróficas coincidencias (¡ah, fatalidad! ¡ah, calamidad!) y me vi obligado a poner una alarma para evitar que eso vuelva a suceder. Ahora lo cuento porque es agua pasada no, lo siguiente. En 2016 entraron a robar en el parking y asaltaron 3 coches, entre ellos el mío. Se arregló la luna correspondiente y ya (el seguro lo cubrió, así que guay por esa parte). Bueno, también tuve que hacerme gafas nuevas, pero eso fue nada y menos comparado con lo de 4 años antes.

Estas dos son las serias. Recuerdo cuando conté la falsa alarma de incendios, que me tuvo toda una tarde con una música de fondo que no era mi querido rock and roll. Así que esta ya la sabéis (ver post "2010, Odisea en la NKH - Master alarm").

¿Alguna más? Ah sí, cuando harto de que cada año por el puente del 1 de mayo mi nevera decidiese que una pieza era molestosa si funcionaba (y esa pieza se cambió en 2011, luego otra vez en 2014, y en 2015 se volvió a estropear), decidí que mejor una nevera nueva. Esa pieza era un desastre, porque cuando se estropeaba la cadena de frío se quedaba en el congelador: se acumulaba una capa de hielo debajo del congelador y entonces el frío no subía hacia arriba, es decir, hacia la nevera en sí. Ergo el congelador iba pero los alimentos de la nevera dejaban de estar fresquitos, y como se estropease algo, se liaba. Pues en 2015 dije: "pieza de m..., no me vas a dar más por saco". Fui a la tienda de electrodomésticos y a por una nevera nueva. Y la nueva nevera es un primor, oiga usté, XD.

Y así digno de mención no me viene nada más... hasta el día de hoy.

La noche pasada ha llovido mucho en Granollers City, y con mucho viento (esta mañana, mientras me hacía el café, según cómo podía escuchar el ulular del viento, imagínense vuesas mercedes). Total, que como parte de mi protocolo matutino, nada más levantarme bajo las persianas y enciendo las luces del piso para irme despejando (aunque en realidad eso sólo lo logran el primer café del día y la ducha). Resultado: Kamechan no ve la terraza (en invierno y mientras la primavera aún está en sus inicios, esa es la consecuencia; en verano la cosa cambia de medio a medio). Estos son los antecedentes.

Total, que me ducho y me visto y veo un whatsapp mediante el cual la vecina de arriba me dice que el viento ha traído volando una pérgola a mi terraza. En esa hora y en esas circunstancias, dado que tenía que ir al curro porque con lluvia ya se sabe que en este país el tráfico empeora, y justo esta semana es de las semanas locas de atar (preparando la feria más importante del año en el sector, básicamente, incluyendo preparar el nuevo lanzamiento), me digo: pues cuando vuelva ya haré el análisis de daños, total, ahora no puedo hacer nada.

Y pasó el día.

Y Kamechan llegó y se fue a hacer un recadillo antes de que cerraran la tienda. 

Y Kamechan volvió a la KH, esta vez dispuesto a subir la persiana y ver el estado de la terraza y la susodicha pérgola...

Las imágenes que vienen a continuación son el resultado de mover la pérgola para que dejase de aplastar uno de los árboles de mi terraza, lo cual Kamechan ha hecho después de soltar algún que otro improperio y alguna que otra blasfemia:




Como se puede apreciar, la pérgola (¿puede ser que sea del IKEA?) es un mamotreto grande y aparatoso que ahora ocupa un espacio en el que no es bienvenido. Este sábado vendrán los vecinos a retirar el cadáver de pérgola (no, no podía ser antes, así que ni hoy ni mañana voy a encender las luces de la terraza un rato por la noche como suelo hacer por el placer de verla, ya que en invierno no es que se pueda estar mucho en la terraza, ni que tenga mucho tiempo para ello entre semana). Y el pino... pues si sobrevive bien, pero si no, se procederá a reemplazarlo (por la lluvia, la tierra está mojada y hoy no se le puede hacer nada; además, este domingo me voy a Amsterdam para la feria VIP antes mencionada; y además, el pobre pino estaba algo seco por dentro y ahora tengo la excusa perfecta para remediarlo quitando el pino... es lo que pasa cuando crecen, por lo visto, que es difícil que estén irrigados de forma homogénea).

Total, que lo que ha sucedido es bastante espectacular, si se piensa bien. Una ráfaga de viento ha levantado este mamotreto varios metros, el mamotreto ha querido hacer de Mary Poppins un rato pero no le ha salido bien el vuelo, y ha terminado haciendo un aterrizaje forzoso en la terraza vecina a su plataforma de despegue, que era la mía, qué puñetera casualidad... Voy a pedir que le retiren la licencia de piloto a la pérgola, por no saber volar con viento racheado y sin visibilidad.

Buenas noches.

Kamechan

viernes, 6 de abril de 2018

Post 200



Yeah! 

Ya que he visto la cuenta de posts y llevaba 199, aquí va el post número 200. 

Mucho tiempo ha pasado entre el 100 y el 200, aunque motivos y ganas para postear nunca faltaron. 

Pues eso, que felicidades, Kamechan, por tus 200 posts. A por la siguiente centena, y la siguiente, y la siguiente (igual cuando me jubile, si llego a esa edad y me dejan jubilarme, que también está por ver, hago 10 o 20 al día, quién sabe... jajajajajaja).

Kamechan

Re-reading oldies, chorripost porque sí, proyectos, planes y otras kamechanadas



Hu há!

Llevo un rato releyendo viejos posts. Estaba leyendo otro blog y pensé que quería escribir algo en el mío, después del parón desde el post anterior. Y aunque hace rato que debería estar en los dominios de Morfeo (el de la mitología griega, no Lawrence Fishbourne en Matrix). Pero antes, me he dedicado a leer unos cuantos de mis primeros posts. Por recordar qué escribía en ellos.

Y así se me ha pasado el rato hasta que he decidido escribir un chorripost por aquí.

Chorripost porque no tiene ningún objetivo en concreto, más allá de escribir por escribir. O por el placer de escribir.

Chorripost por el simple hecho de tener un post más en la cuenta de posts.

Chorripost porque me sale de los jauers.

Chorripost porque sí.

Bendito chorripost, pues.

Y hablando de cosas que tienen "solera", recientemente he estado viendo pelis clásicas en VO. Predator, Predator 2, Total recall, Regreso al futuro I, II y III... hasta la Trilogía del Dólar de Clint Eastwood (he visto las dos primeras, la siguiente es "El bueno, el feo y el malo"). Mola ver cine en casa.

También he visto la primera temporada de Vikings y guay. A la que pueda sigo con la segunda y así.

Así que ya véis, estoy entretenido, XD.

Por lo demás, mi vida sigue como siempre. Viajando mucho por mi curro (en lo que va del 2018, desde el 12 de febrero hasta el 21 de marzo tuve viaje curril cada semana, más uno en enero y el siguiente del 15 al 20 de abril, así que ya véis), soltero y sin perspectivas (ni ganas, la verdad) de que eso cambie, y disfrutando todo lo que puedo de vivir en el "campamento base" de mi NKH, que ya no es "new" sino mi Kame House y punto (bueno, ya me entendéis, técnicamente es del banco, pero algún día será mía, mi tessssssooooooorooooooooooo, ^^).

Poco que contar, realmente, pero quería escribir y así lo hago. Ea. Hablando de escribir, tengo un proyecto entre manos... pero a largo plazo, ya que no tengo mucho tiempo para dedicarle (o me cuesta hacerle hueco). No digo más, pero si algún día lo llevo a cabo ya os lo diré. De momento es eso, un proyecto. Guay tenerlos, ¿no? A parte del curro y actividades más o menos sociales, está bien planear algo nuevo de vez en cuando. 

También echo de menos guitarrear. Tengo que volver a ello. Hay algunos temas que me gustaría currarme con la acústica, para seguir "ampliando repertorio", como suele decirse. Como son versiones, es mirar los acordes y ponerse. Rock and roll!!!!

Y ya que he escrito "de vez en cuando" y "rock and roll", uno ambos conceptos en este tema de Loquillo. Que lo disfruten, y buenas noches:





jueves, 30 de noviembre de 2017

May the Freak Force be with you...

Hace mucho tiempo, en una galaxia lejana, muy lejana...

1977 fue un año grande, y no porque yo naciese, sino porque nació Star Wars, y además hay temazos del rock que tienen mi misma edad, y eso mola cantidad (Sultans of Swing, por ejemplo, así que me salga uno a botepronto).

Y en este 40 aniversario, me han llegado dos regalazos frikis muy redondos, como la cifra de mi nueva edad. Nueva década y el mismo espíritu friki y rockero. Y estos regalos me han llegado al alma.

No puedo cerrar este mini-post sin presentároslos, así que aquí los tenéis:



viernes, 24 de febrero de 2017

Another sleepless night (otra noche de insomnio)



Ya estamos otra vez... Si fuese viernes me daría igual, pero resulta que me tenía que pasar en jueves. Bueno, ya es viernes hace dos horas, pero en 4 me tengo que volver a poner en marcha para currar. Maldita sea.

Y como no hay manera (he intentado escuchando Vangelis bajito, y me he hincado leche caliente con cognac (cargadito) y cola cao, pero ni así). Y no quería usar dormidina otra vez...

Pues eso. Que mi cabecita hay noches en las que no quiere desconectar. Y me vuelve a recordar las pequeñas cosas de mi vida que deberían estar más arregladas, aunque haya muchas con las que ya me siento feliz y afortunado.

Y como escribir dicen que es terapéutico, pues he decidido que ya que no me duermo, voy a escribir algo por aquí. Ey, ha pasado menos de un año y medio desde el último post XD XD XD

Pues eso, aprovecho para saludar a quienes siguen leyendo a esta tortuga rockera.

Ah, aprovecho para comentar que el último álbum de M Clan, DELTA, está muy bien. Ese rock sureño con mucha acústica y pedal steel guitar, grabado en Nashville además, les ha salido muy redondo. Trae recuerdos de los Eagles, Lynyrd Skynyrd y bandas americanas de ese estilo :D

Más cosillas que puedo contar... ah sí, la banda tributo a The Police "Synchronicity" hace unos conciertos brutales. Llevan 17 años, saben un montón y además se nota que se lo pasan genial y están muy bien compenetrados. El power trio funciona tan bien como el original de Sting, Copeland y Summers. Y otro concierto que tiene una "pintaca": Loquillo, el 13 de mayo en Barcelona. Qué ganas de ver al Loco en vivo de nuevo (ya hace años desde la última vez). Grande...

En fin. Que ya son las 2:20 am y debería volver a intentar irme al sobre si no quiero morir durante la siguiente jornada laboral (y llegar entero y sin estamparme de camino a la oficina también sería todo un detalle, jejejejeje).

Nas noches y, como dice Loquillo, ¡Salud y rock and roll!


Kamechan



viernes, 29 de julio de 2016

Gigantes inconscientes



Vaya vaya. Ya va el tercero en la misma semana... Estoy que me salgo, jejejeje.

Qué hartura me dan las actitudes chulescas de las grandes empresas. Se creen que explotando a los empleados, éstos van a aguantar mecha eternamente. A ver si se enteran, señores. No, no, y no. Explotar está maaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaal. Quemar a los empleados NO es la forma. Además, resulta ineficaz. Pero no quieren aprender. Y encima con la cantinela que entre líneas significa: "trabajador/a, que le hacemos un favor al darle un trabajo a usted".

Mal que me sepa, he vivido esa actitud y he acabado huyendo de esa situación a la primera oportunidad que se me presentó. Y tengo una amiga que me está contando cada cosa de cierta empresa... No voy a dar nombres, por supuesto. Pero ella me cuenta que el panorama de dicho lugar, al menos en su departamento, es que el equipo se va a ir yendo al garete con efecto dominó. Ya se largó una persona, y en los próximos 3 meses, a razón de otra persona por mes, se irán más miembros de dicho equipo. Vamos, lo que se llama un desmembramiento en toda regla.

Porque cuando un empleado está quemado, no rinde bien, no logra gestionar emociones ni energía, reacciona mal haciendo pagar con quien no toca sus propias frustraciones, y tiene mal final (depresión, dimisión por no poder aguantar más, o cualquier otra manera de que su situación acabe como el rosario de la aurora que se pueda concebir).

¿Y por qué se va la gente?, encima se preguntan sorprendidos los directivos. ¡Pues miren, leches! Inviertan algo de su tiempo (no mucho, no crean) en averiguar la situación personal de aquella trabajadora o de aquél compañero a quien nunca fueron capaces de intentar conocer mínimamente. En ver si cometía errores por no estar a la altura, como les dijo su jefa o jefe directo, o simplemente por no poder abarcar toda la faena ni quedándose en la oficina 10 o 12 horas cada día, o realizando tareas desde casa a las 2 de la mañana (tareas que quizás ni siquiera le correspondían, pero que por tener que cumplir un plazo tuvieron la idea de arrimar el hombro sabiendo que nadie les iba a dar la palmadita en la espalda).  Pues esas personas son los verdaderos héroes. Curran a destajo aunque no sirva. Aunque ese trabajo no está bien organizado y sea a salto de mata, sin poder dar prioridad a lo que realmente la tiene. Porque son responsables, aunque nadie se lo reconozca.

Es muy triste que no haya una mínima voluntad de saber si realmente un empleado es o no válido para el puesto que ocupa (hay de todo, y una persona puede no servir para esto y ser muy eficiente en aquello otro), ni en saber distinguir el talento de la falta de él. Y esos gigantes empresariales que pueden llegar a ser tan inconscientes, encima, gobiernan el mundo. Pues vayan sacando billete, miembros de la Humanidad, para largarse de este inmerecido hogar nuestro, porque acabará yéndose a hacer puñetas como sigamos en este plan.

Kamechan